Buscar en La ciudad crítica

sábado, 1 de mayo de 2010

Mi amigo Lucas

Yo tuve un amigo que no me contestaba cuando le hablaba.
No le culpo por ello.
Nunca me acompañó al teatro, ni al cine, ni tan siquiera al fútbol.
Tampoco se lo tengo en cuenta.
Ni siquiera me felicitaba por mi cumpleaños,
ni me dijo jamás que me apreciaba.
No me importa, yo le quise igual.
Y sé que él también me quiso:
me lo decía su rabo, cuando se movía alegre, al verme llegar a casa.


8 comentarios:

ciudadanomane dijo...

Decía Josh Billings, el perro es el único ser en esta tierra que te ama más que a sí mismo.

Ciudadano dijo...

Gran cita; gracias amigo.

Anónimo dijo...

Yo también me uno a esa gran cita y puedo confirmar, por suerte, lo buen compañero y perrito que fue Lucas.

Miguel Solimán dijo...

Dicen que los perros se parecen a los dueños..Lucas era buen ejemplo. Gran perro de un gran dueño.
BS
Soli

Anónimo dijo...

solo las personas que tenemos un amigo asi podemos llegar a saber lo que sientes. Raquel y Otto

Ciudadano dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, de corazón.

Fátima dijo...

Muy bonito y lo comparto. Es una alegría que nos acompañen y una pena que se vayan. Pero si hay cielo o karma o lo que haya, vivido queda por ambas partes. Un saludo.

Ciudadano dijo...

Eso es. Lo que disfrutamos con nuestros amigos peludos mientras estuvieron con nosotros no nos lo quita nadie, ni los buenos recuerdos que nos regalaron; aunque a mí tu pastor alemán me daba un poquito de miedo...
Muchas gracias por tu comentario, Fátima. Saludos.

Publicar un comentario