Buscar en La ciudad crítica

sábado, 17 de abril de 2010

EL PINCEL Y EL ENGRANAJE, o la Revolución Industrial como musa en el arte (I)


En el país negro (Meunier, 1893)

Puertos de Cardiff (Walden, 1896)

Era de machaqueo en la fábrica de la Duro-Felguera (Uría y Uría, 1899)

Fábrica en Horta de Ebro (Picasso, 1909)


BIBLIOGRAFÍA:
SOBRINO SIMAL, J. (1999): “El paisaje, las máquinas y los hombres: la pintura como fuente de documentación social para la arqueología industrial”, Artigrama, 14, pp. 65-78.

2 comentarios:

ciudadanomane dijo...

Me gusta especialmente el realismo sucio de Walden.

Ciudadano dijo...

Sin duda, tiene una fuerza increíble, y la atmósfera que crea es genial.

Publicar un comentario