Buscar en La ciudad crítica

miércoles, 2 de febrero de 2011

Reinventando la ESCULTURA




Melburne

Dundee, Escocia


Aqualand, Cádiz.

Bruselas.

Ámsterdam

3 comentarios:

ciudadanomane dijo...

En la mayoría de ocasiones, el arte brilla más por la reacción que provoca en el público que por la factura y calidad técnica de la obra en sí. Y estos son todos unos buenísimos ejemplos de ello.

Smile dijo...

Yo no entiendo mucho de arte, pero sé cuando algo me gusta :D

Ciudadano dijo...

Habéis dado en la clave, compadres. Siempre he defendido la idea de arte como tipo de relación objeto-sujeto; y la teoría de la recepción: la pregunta correcta es cuándo hay arte, y no qué es...
Sigo pensando quién es el artista y qué hace (y cómo). Ahí está, para mí, el debate.
Gracias por los comentarios.

Publicar un comentario